Arriba Reserva tu cita
portada

Ortodoncia invisible, adiós a los brackets

 

ortodoncia invisible

En el pasado blog hablamos de las generalidades de la ortodoncia. Y seguro cuando pensaste en ese tipo de tratamiento se te vino a la mente la imagen de los brackets, esos que frenan a muchos a dar el paso porque estéticamente no les parece una opción atractiva.

Sin embargo, aunque llevar brackets por un tiempo genera algo de incomodidad, al final tiene una recompensa mayor que se traduce en una buena dentadura, una mejor higiene oral, un mejoramiento de la posición de los dientes y la mandíbula, y una bella sonrisa.

 

Aún así, no todos piensan en la ortodoncia como la primera opción. Por eso han surgido alternativas de tratamiento como la ortodoncia invisible, gracias a la cual ya no hace falta tener alambres o brackets en tu boca para mejorar o corregir la posición de los dientes.

 

En Savanna Clínica Odontológica ofrecemos la ortodoncia invisible para que le digas adiós a los brackets y hola a una nueva sonrisa. Este tratamiento consiste en el uso de placas alineadoras transparentes que evitan los tradicionales brackets metálicos en tu boca. Sin embargo, este tratamiento no es para cualquier persona, pues depende de lo que se requiera.

 

Para ello hacemos la planeación de tu caso mediante un modelado 3D de la cavidad maxilofacial, que ayuda a determinar la forma que debe tener la placa para llevar a cabo el tratamiento. Hablamos de dos placas de acetato removibles muy cómodas para el uso y las cuales no dificultan la higiene dental y tampoco la alimentación.

 

El resultado final es el mismo que se obtiene con la ortodoncia tradicional y lo mejor es que se logra en menos tiempo. Este tratamiento, incluso, puede servir para aquellas personas que tuvieron brackets antes y con el tiempo volvieron a tener problemas en su dentadura.

 

En el libro Ortodoncia Lingual (Harfin; Ureña, 2010, Ed. Panamericana), una de las recomendaciones es que haya un “profundo conocimiento de los principios biomecánicos del movimiento dentario para lograr resultados consistentes en todos los casos, sin importar la edad del paciente ni la maloclusión que presente al inicio del tratamiento”.