fbpx
Arriba Reserva tu cita

La ortodoncia es el mejor aliado de tu sonrisa

No siempre nuestros dientes lucen como una sonrisa de portada de revista. En ocasiones, más allá de lo estético, los dientes mal posicionados pueden causar dificultades a la hora de comer, hacer la limpieza bucal o inclusive dolores de cabeza, mandíbula o espalda.

Algunas de estos problemas pueden ser: submordida, sobremordida, mordida cruzada o abierta, dientes apretados o espaciados. 

El ortodoncista determina la necesidad o no de realizar este tratamiento. Por medio de la historia médica y odontológica completa, exámenes, radiografías y modelos de los dientes, se determinará un tratamiento acorde a las necesidades puntuales del paciente.
 

Tratamiento 

Por medio de una serie de aparatos se busca reacomodar los dientes y los músculos a los que están adheridos para modificar la mandíbula. Los más comunes son los alambres, bandas y brackets. Estos pueden ir en torno al diente o encima de este. 

Ejerciendo presión sobre los dientes se busca acomodarlos en la posición indicada. La presión se ajusta normalmente cada mes. En una cita de evaluación, se evalúa el avance y se determina el período por el cual será necesario el tratamiento. 

En Savanna Clínica Odontológica siempre buscamos que se logren los mejores resultados posibles en el menor tiempo. No tienes por qué quedarte en un tratamiento de ortodoncia por muchos años si los cambios que necesitas no lo requieren.

Queremos respetar tu tiempo, los controles de ortodoncia se dan con un horario claro y manteniendo una sola agenda para que cuando asistas a tu control no tengas que esperar más de lo necesario. 

Uno de los tratamientos novedosos de ortodoncia son los brackets de autoligado. Según la Revista Española de Ortodoncia, estos “han resurgido con fuerza en las últimas dos décadas y están siendo muy solicitados por parte de ortodoncistas y pacientes”.

Este tipo de brackets no necesitan ligaduras. Por medio de una pequeña compuerta fijada en los dientes, se fija el acero de alta calidad. Este sistema de autoligado pasivo genera menos molestias al paciente ya que no hace falta ejercer mucha presión sobre el diente. Esto también beneficia al ortodoncista, ya que es un sistema que requiere un menor tiempo para ser aplicado durante la cita. 

Dentro de sus principales ventajas están una menor fricción dental, lo que permite una alineación más rápido y un tiempo de tratamiento más óptimo. Reduce las molestias o dolores de las personas a la hora de comer, hablar o hacer la limpieza bucal que se tienen con los brackets convencionales. 

Al no utilizar el sistema tradicional de cauchos o bandas metálicas, se reduce la acumulación de placa y la posibilidad de gingivitis. También requieren menos citas de evaluación y revisión, por lo que se la pueden practicar pacientes que no residan en la misma ciudad.

Bibliografía:

http://www.revistadeortodoncia.com/files/2015_45_2_093-100.pdf